Fondo de Áreas Protegidas

En 2004 el FUNBIO (Fondo Brasileño para l Biodiversidad) se convirtió en el gestor de este fondo, diseñado específicamente para cubrir los costos de largo plazo de las áreas protegidas en la Amazonía. El número y la superficie total de áreas protegidas en la Amazonia aumentaron significativamente con el proyecto ARPA, (Programa Áreas Protegidas de la Amazonía), financiado por el GEF, que también recibe recursos financieros de los gobiernos de Brasil y Alemania, además del WWF, y actualmente comienza su segunda fase. Al final de la primera fase del ARPA (2009) el FAP contaba con un capital de $ 40,5 millones y debe recaudar otros $ 80,0 millones hasta el final de su segunda fase.

Fuentes: Ministerio de Medio Ambiente, sitio web consultado en septiembre del 2010.